Seleccionar página

Por qué un reloj que no es ni redondo ni cuadrado, ni con la clásica forma tonneau o la súper vintage cushion, se ha convertido en una pieza no sólo de colección, sino de culto? Esta es la historia del afamado Ventura, de Hamilton.

Por Alejandro Estrada

 

Cuando Hamilton decidió lanzar al mercado el primer reloj de pila en el mundo, el Ventura, lo hizo con una cosa en mente. Tendría que ser un reloj atípico, disruptivo y vanguardista, no sólo en términos conceptuales y de movimiento, sino también a nivel visual. Así, nació un modelo que no era completamente triangular, que renovaba por completo las típicas asas de un reloj ordinario y que, además, incluía el primer calibre de cuarzo para un reloj de pulsera.

ADV_03

 

Los primeros Ventura

Pero vayamos por partes. El proyecto comenzó a tomar forma en el año 1954, cuando ya comenzaba a generarse cierto ruido en torno a la posibilidad de fabricar relojes con baterías de cuarzo. La historia nos dice que a principios de los años 50, la estadounidense Elgin Watch Company y la francesa Lip intentaron realizar un proyecto parecido. Si bien produjeron algunos prototipos, no llegaron a lanzar ningún producto al mercado. También, el suizo Max Hetzel trabajaba ya en la construcción del hoy afamado Accutron, de Bulova. Aun así, no llegaron al mercado sino hasta tres años después que el Ventura de Hamilton, en 1960, cuando ya se habían presentado algunas variantes mejoradas del calibre 500 (los calibres 500A, 501 y 502). En 1959, de hecho, Hamilton presentaba una versión sólida y altamente confiable del original 500, el calibre 505. No obstante, el año que marcó un parteaguas en el mundo de la relojería fue 1957, cuando fue presentado el Ventura.

No olvidemos, tampoco, que no fue un lanzamiento en solitario. La versión de rescate era el denominado Titan 500, un ejemplar menos extremo, en caja redonda, con la lectura al centro de las horas, los minutos y los segundos, y en dos versiones distintas: con carátula blanca y carátula negra. Una decisión corporativa que le daba ciertas garantías al proyecto.

No obstante, el Ventura fue, desde un principio, el modelo a seguir. La primera versión fue hecha en caja de oro amarillo de 14 quilates, disponible con carátula blanca o negra. La correa original era bicolor, con una sección hecha con apliques de oro de 24 quilates. El precio fue establecido alrededor de los 200 dólares (no olvidemos el año). No obstante, dicha correa no tuvo tanto éxito, por lo que tuvo que ser reemplazada pronto por una correa más ordinaria hecha con piel de ternera. La carátula llevaba impresa por debajo de las manecillas centrales, la palabra Electric. Se sabe que una versión en oro blanco fue introducida al poco tiempo, pero en la época el oro blanco no era nada popular.

Esta versión, con la adición de los subsiguientes calibres 500, 500A o 505 fue producida durante seis años, hasta 1963, cuando se retiró del mercado.

ADV_02

En la pantalla

No por nada, el Ventura se ha asociado fuertemente a Elvis Presley. La razón es natural. En la película de Norman Taurog Blue Hawaii, que el cantante y actor protagonizó, podemos verlo portando un Ventura. Este largometraje fue estrenado a finales de 1961, y aunque aun se debate si se trataba de un reloj propio o si fue puesto en su muñeca por la propia productora, lo que es un hecho es que, a partir de ese momento, Elvis no pudo resistirse a sus encantos y compró algunos ejemplares. A tal grado se ha asociado este modelo al cantante estadounidense, que se le conoce también como “The Elvis Watch”. Años más tarde, Hamilton se haría de nueva cuenta con algunos de los relojes que Elvis adquirió, comprándolos directamente a la familia del cantante, y resguardándolos celosamente en su museo al día de hoy.

También se conoce el impacto que tuvo este modelo en el guionista y productor de televisión estadounidense Rod Serling, a quien debemos la famosa serie The Twilight Zone. En la introducción a los distintos episodios, podemos verlo portando un Ventura de la época.

A lo largo de la historia de la compañía, hemos visto algunas reediciones de este ejemplar. Vale la pena recordar algunas de las versiones que lanzaron posteriormente, en particular para la película Men in Black, o bien las versiones que fueron presentadas en 2007 para conmemorar el 50 aniversario de este modelo: un modelo con calibre de cuarzo y otro con movimiento automático. También destaca la edición especial de 2010, para conmemorar el 75 aniversario de Elvis Presley, y que muchos consideran la pieza más apegada a la versión original.

En 2015, Elvis Presley hubiera cumplido 80 años de vida. Para rendir homenaje al actor, Hamilton decidió lanzar una nueva versión denominada Elvis80, y que se encuentra disponible con movimiento automático o bien con calibre de cuarzo, una versión mucho más asequible para los jóvenes.

ADV_06

Existen dos versiones con calibre automático, una con correa de caucho (Ref. H24585331), y otra con correa de piel negra (Ref. H24585731). En ambos casos, el movimiento es el calibre H-10, con horas, minutos y segundos al centro, fechador a las 3 horas y su seña particular: una reserva de marcha de 80 horas, en sincronía con los 80 años del nacimiento de Elvis. Para esta versión, la caja está revestida con PVD negro.

La versión de cuarzo ofrece la misma distribución de la información, pero viene en tres versiones distintas: con brazalete de acero (Ref. H24551131), o bien con correa de caucho (Ref. H24551331) o con correa de piel negra (Ref. H24551731).

Las dos versiones comparten las mismas dimensiones, 42.5 mm por 44.6 mm, así como la misma carátula negra de color negro, manecillas con recubrimiento SuperLuminova, cristal de zafiro antirreflejos y resistencia al agua de 50 metros.

Los precios para México han sido establecidos de manera muy accesible: las referencias  de cuarzo con brazalete de piel y caucho tienen un precio de 17,490 pesos, y la referencia con brazalete de acero de 18,290 pesos. Los automáticos comparten el mismo precio: 25,090 pesos.

 

ADV_01

ADV_04

Pin It on Pinterest