Seleccionar página

El Alpina Startimer Pilot Chrono Big Date Edición Limitada Escuadrón 201 rinde homenaje a los héroes mexicanos que vivieron los horrores de la guerra más mortífera de la humanidad.

Por Alejandro Estrada

 

Hoy en día, hay gente que no tiene ni idea de que México fue uno de los países que combatieron durante la Segunda Guerra Mundial. No saben que en el año de 1942, submarinos alemanes atacaron a dos de nuestros buques, Potrero del Llano y Faja de Oro, embarcaciones con coloridos nombres que abastecían de petróleo a nuestro vecino país del norte. Tampoco tienen idea de que tuvimos un presidente que, después de estas flagrantes agresiones, decidió declararle la guerra a las potencias del Eje –Alemania, Italia y Japón–, y que la maravillosa tradición de mantenernos neutrales ante conflictos ajenos, se rompió durante un lapso breve de nuestra historia. Tampoco saben que, después de dichos ataques en aguas del Golfo de México, lejos de cesar, continuaron. Las embarcaciones petroleras Tuxpam, Las Choapas, Oaxaca y Amatlán, fueron agredidas luego de nuestra declaratoria de guerra.

Si esto parece haber quedado en el olvido, un momento único en la historia de nuestro país, con más razón las proezas que realizó nuestra heroica y valiente unidad de combate, mejor conocida como Escuadrón 201.

 

Captura de pantalla 2016-02-24 a la(s) 11.52.22

 

Debo declarar que, muy a mi pesar, yo tampoco estaba enterado de muchos datos fantásticos que dan vida a la memoria de nuestras heroicas fuerzas armadas. En el contexto de una ineficaz contención del narcotráfico en México, hay quienes creen que la única misión efectiva de nuestro ejército es la de rescatar gente en situaciones de desastre. Si pensamos así, empezamos mal. Tan sólo dicha misión es más que encomiable. Y si le damos oportunidad a la voz de la historia, encontraremos en este grupo de combate, historias y anécdotas insospechadas.

Mencionemos algunos números: la cantidad total de intervenciones aéreas en la que participó el Escuadrón 201 fue de 95; de éstas, más de la mitad fueron para apoyar las misiones de tierra del Ejército de los Estados Unidos. Algunas más fueron de entrenamiento, y otra más de bombardeo. Más de 25 tanques japoneses fueron destruidos, y se ha determinado oficialmente que su intervención dejó fuera de combate a alrededor de 30,000 combatientes japoneses. Sí, durante la Segunda Guerra Mundial, y sí, por soldados mexicanos.

 

Captura de pantalla 2016-02-24 a la(s) 12.02.39

 

Fue una época breve, un tanto efímera en la memoria colectiva del mexicano, y que, por iniciativa de nuestro Gobierno, requirió de un mínimo esfuerzo (las condiciones económicas y de nuestras fuerzas de combate no estaban para más); no obstante, sirvió para dar un mensaje claro al resto del mundo: si nos molestan, nosotros también responderemos. Así, en estas condiciones, y luego de prácticamente año y medio fuera del país –tiempo en el que se trasladaron a Estados Unidos para recibir entrenamiento y combatir al ejército japonés en Filipinas–, regresaron con la frente en alto y fueron recibidos como héroes.

 

La ceremonia y el reloj

Hace algunos meses, Alpina decidió rendir tributo al grupo conocido de sobrevivientes del mítico Escuadrón. La firma que los representa en México, Temposatis, tuvo a bien dedicarles un ejemplar de edición limitada. Con palabras emotivas, el representante de la firma en México, Cédric Doffey –suizo de nacionalidad, pero adoptado ya por muchos como mexicano– expresó las razones que lo llevaron a rendir tributo y poner en perspectiva esta parte de nuestra historia, y que, desafortunadamente, cada vez menos gente conoce a detalle.

Captura de pantalla 2016-02-24 a la(s) 11.51.19

El escenario elegido, y al que muy pocos medios tuvimos acceso, fue la base aérea número 1 de Santa Lucía. Ubicada en la carretera federal México-Pachuca, aquí también se encuentra el Museo Militar de Aviación, en un hangar adaptado para recibir a los visitantes que deseen conocer detalles insospechados de la historia de la aviación en México. En sillas de ruedas, pero con la frente en alto, ocho sobrevivientes llegaron al recinto y fueron aplaudidos por los presentes. Asimismo, cada uno recibió un reloj conmemorativo. Una ceremonia breve, pero emotiva.

El reloj en cuestión lleva por nombre oficial el interminable Alpina Startimer Pilot Chrono Big Date Edición Limitada Escuadrón 201. Para mejor referencia, llamémosle simplemente Alpina Escuadrón 201. Se trata de un cronógrafo limitado a 201 ejemplares, y que ha sido adaptado con el calibre de cuarzo suizo A-372. La caja, de 44 milímetros de diámetro, es de acero inoxidable, recubierta con PVD negro. Por supuesto, el cristal es de zafiro y la caja resiste inmersiones hasta de 100 metros (10 atmósferas).

La información en la carátula se lee de la siguiente manera: al centro encontramos las manecillas de la hora y los minutos, junto con la aguja trotadora de los segundos del cronógrafo. A las 6 horas se encuentran los pequeños segundos de la hora regular. El contador de los 30 minutos del cronógrafo se ubica hacia las 9 horas y el de las horas del cronógrafo a las 3. Finalmente, una enorme ventana aparece en la parte inferior de la subesfera de los segundos para señalar la fecha.

 

Captura de pantalla 2016-02-24 a la(s) 11.50.43

 

Los elementos simbólicos aparecen en la subesfera de los 30 minutos del cronógrafo: la leyenda “Escuadrón 201”, junto con el emblema de las Águilas Aztecas que caracterizó al batallón, posando sus garras sobre el logo de la Fuerza Aérea Mexicana.

El fondo también resulta de particular interés: grabado en el centro podemos ver la figura de un P-47D Thunderbolt, aeroplano que fue utilizado durante los ataques en Filipinas, así como la leyenda Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana junto con el número de edición limitada correspondiente.

 

Captura de pantalla 2016-02-24 a la(s) 11.51.02

Pin It on Pinterest