En una búsqueda de experiencias nuevas que vayan más allá de las fronteras, la manufactura Jaeger-LeCoultre ha desarrollado su nueva colección Jaeger-LeCoultre Polaris, inspirada en el emblemático Memovox Polaris de 1968. El estilo de la colección se caracteriza por reunir varios acabados en tres círculos concéntricos: en el centro, el acabado soleado evoca el Memovox Polaris original; el granallado sobre el contorno realza la pista de las horas y de los minutos; por último, un tratamiento opalino destaca el bisel interior giratorio. Las grandes coronas, típicas del modelo de 1968, se han replanteado para ofrecer un óptimo confort de uso.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • Gmail
La colección se compone inicialmente de cinco modelos: un reloj automático de tres agujas, un cronógrafo y un cronógrafo, así como el Jaeger-LeCoultre Polaris Date y la edición limitada Jaeger-LeCoultre Polaris Memovox. Este último, del que sólo se producirán 1,000 piezas, está dotado de una función despertador única, que se volvió célebre gracias al Memovox Polaris de 1968. La caja de 42 mm se presenta con tres coronas: una para ajustar el despertador, otra para el bisel interior giratorio y la última para ajustar la hora. El Calibre Jaeger-LeCoultre 956, que da vida a esta versión especial 50 aniversario, está equipado con un mecanismo de sonería con timbre, una trotadora, un sistema de cambio instantáneo de fecha y 44 horas de reserva de marcha.

 

Pin It on Pinterest