Para el SIHH 2018, Richard Mille ha presentado el RM 53-01 Tourbillon Pablo Mac Donough, una edición limitada a 30 unidades y segunda colaboración con el polista argentino Pablo Mac Donough. A diferencia de su predecesor, el RM 053, nos encontramos ahora con un reloj de look claramente deportivo que tiene la osadía de mostrar su calibre tourbillon a través de una placa de zafiro laminado capaz de resistir los impactos del mazo, y resguardado por una caja de carbono TPT ultrarresistente.

Como lo hiciera en el RM 27-01 Tourbillon Rafael Nadal, Richard Mille vuelve al concepto de movimiento suspendido. Esta vez, la demanda de resistencia del guardatiempo requirió de la creación de dos platinas separadas para proteger al movimiento tourbillon. La primera, o ‘platina periférica’ está fija a la caja y sostiene los mecanismos de tensión. La segunda, conocida como ‘platina central’, se conecta con la platina periférica por medio de cables, e incorpora las ruedas que constituyen el calibre así como el mecanismo de cuerda.

 

 

La platina central descansa, como una araña en medio de su tela, sobre dos cables de acero trenzado de 0.27 mm de diámetro, que tejen una estructura tridimensional pasando por 10 poleas y cuatro tensores. El empleo de dichas poleas en el corazón del movimiento garantizan una distribución uniforme de la tensión y un equilibro perfecto en conjunto, además que una absorción óptima a golpes de más de 5,000 G (es decir, un golpe por un mazo de 3 kg, a una velocidad de 4.43 m/s).

Pin It on Pinterest