Contenido en la famosa caja Cintrée Curvex, el Crazy Hours 15th Anniversary Asia Exclusive desborda juventud y diversión. Justo el ánimo que lo ha caracterizado desde su lanzamiento en 2003. La historia cuenta que fue el fundador de la marca, Franck Muller, quien concibió este reloj mientras se encontraba de vacaciones en Mauricio. Está basado en el principio de que el tiempo es un constructo abstracto por lo que es, en última instancia, lo que cada quien hace de él.

 

El movimiento automático que lo hace posible contiene un módulo de horas saltantes que sigue una secuencia en la que cada numeral está situado en un arco de aproximadamente 120 grados respecto al numeral precedente. Por lo que el orden de éstos se muestra ante nuestros ojos como una aparente disposición producto del azar. De ahí la conocida denominación de Crazy Hours. En contraste, la aguja de los minutos sigue el ciclo tradicional de 60 minutos a lo largo de la esfera.

 

 

Para reafirmar su carácter juvenil y divertido, le han inyectado una dosis de color en la esfera y correa, llegando a las cuarenta posibles combinaciones. Se presenta en tres tamaños: 39.60 mm x 55.40 mm, 36.00 mm x 50.40 mm y 32.10 mm x 45.10 mm. Las cajas van del acero al oro rosa, aumentando las oportunidades para los fanáticos de obtener un reloj de acuerdo a sus preferencias. También pueden encontrarse estos materiales con incrustaciones de diamantes para aumentar así la variedad de combinaciones disponibles en las 23 boutiques y minoristas seleccionados a lo largo de Asia. Con esto, esperan seguir cautivando a los amantes de la relojería en las generaciones por venir. Mientras tanto, el festejo por este aniversario continúa.

 

 

 

Pin It on Pinterest