Mike Flewitt, CEO de McLaren Automotive, y Richard Mille presentan el RM 11-03 McLaren Automatic Flyback Chronograph en una recepción ofrecida por la marca de automóviles deportivos de lujo. De manera inicial, las 500 piezas con que cuenta esta edición limitada, sólo estarán a disposición de los dueños de un McLaren Ultimate Series, quienes tendrán la oportunidad de empatar el número de su reloj con el de su auto, únicamente a través de las boutiques RM. Este modelo surge después de un año de estrecha colaboración entre los departamentos creativos de ambas marcas. “La idea era enfrentar un verdadero desafío técnico…”, afirmó Fabrice Namura; ingeniero de Richard Mille, “… y queríamos darle al RM 11-03 McLaren curvas que fueran tanto estéticas como funcionales.”

 

 

Gracias al empleo de los materiales de nanotecnología, Carbon TPT® y Orange Quartz TPT®, el resultado es una caja resistente en extremo (200 veces más dura que el acero) al mismo tiempo que ligera, además de capaz de ostentar el color característico de McLaren. Pero el uso de aleaciones utilizadas en la industria aeronáutica y aeroespacial no se restringe al exterior, ya que los puentes y platina están fabricados en titanio grado 5, el cual permite al tren de engranajes funcionar sin esfuerzos. Dicha aleación también es empleada en el rotor de geometría variable, que hace posible adaptar la cuerda automática al nivel de actividad del usuario. Una personalización que deriva en un verdadero vínculo entre el hombre y la máquina.

 

 

En el interior, late el calibre automático RMAC3, lanzado en 2016. Éste puede ser accionado a través de los pulsadores ubicados entre la 1 y las 2, para iniciar o detener el funcionamiento del crono y; entre las 4 y las 5 para activar la función Flyback de puesta a cero en cualquier momento. Cuenta también con un visualizador de fecha de gran tamaño colocado a las 12, que se ajusta en automático para los meses de 30 y 31 días; y un visualizador del mes entre las 4 y las 5. La esfera, hecha en cristal zafiro con tratamiento anti-reflejos, deja ver la pericia en los acabados de cada una de las piezas del reloj. La vista se complementa con el fondo transparente para poner en claro que se está frente a una obra de artesanía moderna.

 

 

 

 

Pin It on Pinterest