El pasado 13 de mayo se llevó a cabo la esperada Geneva Watch Auction, subasta que preside Phillips en asociación con Bacs & Russo, de la batuta de uno de los grandes personajes en el sector, Aurel Bacs. Durante el evento destacaron varios modelos que alcanzaron cifras de salida superiores a las esperadas, así como varios récords que dejaron el claro el enorme interés de los grandes coleccionistas por modelos únicos e históricos. Las ventas totales superaron los 22 millones de dólares, en donde cinco relojes alcanzaron sumas superiores al millón de dólares.

El de Elvis

En primer lugar, cabe destacar el nuevo récord para Omega, un modelo que perteneció a Elvis Presley, y que fue un obsequio de RCA Records a la leyenda del rock, en el año 1961, un reconocimiento a los 75 millones de discos vendidos por el cantante y compositor alrededor del mundo. El ejemplar fue adquirido en Tiffany & Co., razón por la cual lleva en la carátula ambos logos en la posición de las 12 horas, y se trata de una pieza de oro blanco de 18 quilates y con un bisel engastado con 48 diamantes. En el fondo se lee la inscripción: “”To Elvis 75 Million Records RCA Victor 12-25-60“. Si bien la pieza fue firmada en el año 1960, el día en el que Elvis la recibió como obsequio fue durante la ceremonia llevada a cabo en el hotel Claridge, el 25 de febrero de 1961. El monto por el que fue adquirido, presumiblemente por el propio Grupo Swatch para su museo, fue de 1,812,500 dólares.

 

El de Walter

Otro modelo que no sólo se llevó las palmas de los asistentes durante la Geneva Watch Auction, sino también uno de los números más abultados, fue el 1815 “Hommage to Walter Lange”, de A. Lange & Söhne, una pieza que fue creada como tributo a Walter Lange, el responsable de traer de vuelta a la marca a su nueva era de éxito. La pieza, adaptada con una complicación inusual, un segundero muerto con función de parada, es una pieza única realizada en acero. Lejos de ser una alta complicación, la manera en que se rinde tributo es mediante la complicación que el propio Lange consideró siempre como la más importante, a nivel personal. Las ganancias, 852,525 dólares, serán donadas íntegramente para la Fundación Child in Action.

 

El de John

La referencia 6265, una versión única en oro blanco, conocida como El Unicornio, alcanzó la espectacular cifra de 5.94 millones de dólares, lo que lo convierte al día de hoy en el segundo Rolex más caro en una subasta. El precio estimado de salida se había establecido en alrededor de 3 millones. Lo especial de este modelo es justamente el material en el que está hecho. Además de la caja, también los índices están realizados en oro blanco. Antes de que esta pieza hiciera su aparición, se tenía conocimiento de que sólo existían versiones en oro amarillo y acero para esta referencia en particular, la 6265. El dueño, el coleccionista de relojes John Goldberger, donó también las ganancias de manera íntegra para la Fundación Child in Action.

Pin It on Pinterest