En un comunicado publicado el 1 de junio pasado, el conglomerado de lujo suizo anunció la compra del 100 por ciento de las acciones de la británica Watchfinder.co.uk Limited, la plataforma en línea de información y compra-venta de relojes premium de segunda mano. Fundada en 2002 por Stuart Hennell, en Reino Unido, Watchfinder también cuenta con siete boutiques (en Inglaterra) y opera un centro de servicio con más de 200 empleados alrededor del mundo.

Con esta acción, Richemont se adelanta a otros gigantes de la industria como Grupo LVMH (propietario de TAG Heuer, Hublot y Bulgari, entre otras) y Audemars Piguet, quienes en el primer trimestre del año anunciaron sus intenciones de participar en dicho mercado. Hasta ahora, Audemars Piguet ofrece sólo un selección modesta de relojes de segunda mano en el espacio multimarca que posee en el Grand Hotel Kempinski, en Ginebra, y LVMH no ha compartido más información al respecto.

Sobre esta nueva adquisición de Richemont, el presidente del grupo, Johann Rupert, declaró: “Junto con YOOX NET-A-PORTER y nuestra participación en Dufry, la adquisición de Watchfinder es otro paso en la estrategia de Richemont. Nos permitirá atender mejor las necesidades sofisticadas de un clientela exigente”. Cabe destacar que apenas el pasado 10 de mayo, Richemont anunció el cierre exitoso de su adquisición de todas las acciones ordinarias de Yoox Net-a-Porter (YNAP), el minorista británico-italiano de comercio online de lujo.

Richemont agregó que no tendrá un impacto significativo en los activos netos consolidados o el resultado operativo para el año fiscal que finaliza el 31 de marzo de 2019. Hasta la fecha no se han publicado detalles sobre el precio del acuerdo y se espera que la transacción se cierre en verano de 2018.

Pin It on Pinterest