En el Museo Soumaya de la Ciudad de México, el pasado 12 de junio, Swatch presentó su más reciente colección de relojes Skin Irony, inspirados en el concepto convertido en slogan y hashtag de redes sociales #FutureClassic.

La arquitectura del recinto cultural y un toque de luces neón, sirvió para dar vida al concepto retrofuturista que inspiró a Swatch para esta nueva familia de guardatiempos. El evento contó con la presencia de distintas celebridades, entre las que se encontraban Pam Allier, Ryan Hoffman, Dhasia Wezka y Max Villegas, y quienes a su llegada desfilaron por la alfombra dorada, clara referencia cromática de los diseños metálicos de esta novel colección.

La nueva línea Skin Irony se destaca por el uso de materiales de gran resistencia (acero inoxidable) y un diseño atemporal, pero sobre todo por sus 5.8 milímetros de espesor que lo hacen sofisticado y cómodo. Bettina Zurcher, Brand Manager de Swatch, fue la encargada de develar los ocho distintos modelos que se suman a la familia Skin Irony, resguardados durante la noche en una caja de humo que se disipó súbitamente tras la señal de la ejecutiva.

Los invitados pudieron probar la comodidad y ligereza de las nuevas referencias, destacándose entre ellas la versión totalmente dorada, Skinlingot, y los modelos casuales con correas en color negro y café, Skinbrushed. La nueva colección Skin Irony cuenta con distintos diseños de esfera, en cajas de acero pulido o cepillado y correas metálicas, de piel o silicón suave.

Pin It on Pinterest