Por muchos años, la colección Reverso Tribute Enamel ha sido el lienzo preferido de Jaeger-LeCoultre para rendir tributo a grandes pintores en la historia del arte. Las representaciones en miniatura y el trabajo de grabado que se muestran en dichos modelos, está realizado a mano con esmalte por expertos artesanos de la manufactura, mientras que el segundo rostro del reloj -el que muestra las horas y minutos- presume una esfera guilloché cubierta con esmalte Grand Feu, también elaborada de forma manual.

Para esta nueva edición, Jaeger-LeCoultre ha seleccionado la obra del pintor checo del Art Nouveau parisino, Alfons Mucha. En los tres diferentes modelos de esta colección, limitados a ocho piezas cada uno, están representadas las pinturas de los paneles decorativos de la serie “The Seasons” de 1896.

Para “Spring”, por ejemplo, los artesanos de la firma realizaron una investigación meticulosa y numerosos ensayos, con el objeto de capturar fielmente los detalles del vestido translúcido que porta la figura femenina de esta obra. En promedio, la realización de estas piezas tomó más de 100 horas de trabajo (70 horas de esmaltado y 30 más para el grabado).

Los Reverso Tribute Enamel Alfons Mucha se presentan en cajas de oro blanco o amarillo, en dimensiones de 45.5 por 27.4 milímetros. Todos los modelos integran el calibre 822A/2 de manufactura propia y cuerda manual.

Pin It on Pinterest