Seleccionar página

Gracias a sus funciones y un diseño pensado especialmente para las necesidades de buzos profesionales, el modelo Fifty Fathoms de Blancpain se ha convertido, desde su lanzamiento en 1953, en el reloj predilecto de aquellos apasionados por las profundidades marinas. A lo largo de su historia, este ícono del buceo se ha reinventado de manera constante (en 2007 recibió la función de calendario) para satisfacer las expectativas de la época y este año no es la excepción: el Fifty Fathoms se estrena con una nueva caja realizada en titanio, uno de los materiales más populares actualmente en la industria.

El titanio, famoso sobre todo por su ligereza, también es reconocido por una gran resistencia a los golpes y la corrosión. Su baja densidad -menor que la del acero- permitió a la manufactura crear una caja de amplio diámetro, una de las cualidades más buscadas por profesionales que requieren una mayor visibilidad durante el tiempo de inmersión. De acuerdo con Blancpain, lo equilibrado de su diseño responde a la necesidad de crear una pieza que, además de usarse para bucear, también pueda llevarse cómodamente en la casa u oficina.

El nuevo Fifty Fathoms Automatique de titanio, con un diámetro de 45 milímetros y hermético hasta 300 metros, presume un bisel giratorio unidireccional con contorno dentado, además de índices y agujas recubiertas con material luminiscente para una mayor legibilidad. Integra el célebre calibre automático 1315 de Blancpain, caracterizado por una reserva de marcha de 5 días y espiral de silicio que lo protege de los efectos negativos del magnetismo, sin necesidad de ser aislado en una caja interna metálica de hierro dulce.

Pin It on Pinterest