Dos nuevos modelos “Le Petit Prince” y una edición especial “Antoine de Saint Exupéry”, integran lo más nuevo de la colección de relojes de aviador de IWC Schaffhausen, presentados durante esta edición del Salón Internacional de Alta Relojería de Ginebra 2019 (SIHH).

Los modelos Le Petit Prince, por un lado, son los primeros relojes de aviador investidos con un tourbillon de fuerza constante. También es la primera vez que la manufactura crea un modelo en oro duro, una variante de características especiales del oro rosa. Otra versión está disponible en caja de platino y, al igual que el modelo de oro, presume una esfera color azul.

Limitadas a 10 ejemplares cada una, las referencias integran el calibre 94805 de manufactura propia, que combina el tourbillon de fuerza constante con un indicador perpetuo de fase lunar. En esta complicación, que sólo necesita un ajuste de un día cada 577.5 años, aparece representado el Principito sobre la Luna. El movimiento, dotado con dos barriletes, garantiza una reserva de marcha de 96 horas.

La segunda iteración es el Reloj de Aviador Calendario Perpetuo CronógrafoLe Petit Prince, en donde IWC ha combinado por primera vez ambas complicaciones. Esta es una edición limitada de 250 piezas, disponibles en oro rosa de 18 quilates con esfera azul. Su movimiento, el calibre 89630 de cuerda automática, ofrece reserva de marcha por aproximadamente 68 horas.

 

Pin It on Pinterest