Hace sólo un año, Baume & Mercier sorprendió a la industria con la introducción de un nuevo Baumatic, un modelo investido con el primer movimiento desarrollado de manera interna, en colaboración con el Centro de Innovación e Investigación de Grupo Richemont y su Manufacture Horlogère ValFleurier. Este calibre pródigo contaba entre sus características notables con una alta resistencia a los campos magnéticos (1500 Gauss), reserva de marcha de cinco días, además de una precisión y durabilidad mejoradas.

Este año, como parte de los lanzamientos presentados en el Salón Internacional de Alta Relojería de Ginebra (SIHH), la marca sorprendió de nueva cuenta con un novel modelo Baumatic que, además de incluir todas sus celebradas facultades, integra una de las complicaciones predilectas por expertos y aficionados, el calendario perpetuo.

El nuevo Clifton Baumatic Calendario Perpetuo se inscribe en el linaje de calendarios complejos, pues no necesitará corrección de fecha hasta el 1 de marzo de 2100. Indica la fecha, el día de la semana, mes, las fases lunares, y tiene en cuenta de forma automática la duración variable de los meses.

En la esfera, de color blanco cálido con efecto de porcelana, se ubican los tres contadores reservados para las indicaciones del calendario perpetuo: el primero situado a las 9 horas para el día de la semana, el segundo a las 12 horas para el mes y el ciclo de años bisiestos, y el tercero a las 3 horas para el calendario. La indicación de las fases lunares se muestra en la esfera situada a las 6 horas.

Se presenta en una caja de 42 milímetros de diámetro, de oro rojo de 18 quilates con acabados pulidos y satinados. Su fondo de cristal de zafiro revela el funcionamiento de su calibre, el movimiento Baumatic BM13-1975AC-1, decorado con motivos Côtes de Genève y la característica lira que toma la forma del Phi, símbolo que evoca la búsqueda de la perfección de Baume & Mercier.

Pin It on Pinterest