Este mítico modelo, creado en 1904 a petición del piloto aviador Alberto Santos-Dumont, nació desafiando las convenciones de la época y la velocidad. Hoy, a más de 100 años de su génesis, el modelo estrena una función diseñada para medir y coleccionar récords, tal como Santos-Dumont lo hizo en incontables ocasiones; una de las más destacadas, en 1906, cuando recorrió una distancia de 220 metros en tan sólo 21 segundos.

Así, el nuevo cronógrafo Cartier se impone en este universo con elegancia y ergonomía, dotado con un solo pulsador de inicio/parada ubicado a las 9 horas. Su corazón, el calibre automático 1904-CH MC Manufactura Cartier, integra un embrague vertical, martillo lineal de puesta a cero y rueda de pilares, todos ellos elementos esenciales para un funcionamiento óptimo del cronógrafo.

Una de las novedades más notables introducidas en este modelo está en la correa, con un novedoso sistema de apertura y cierre con pulsadores, de fácil reemplazo y mayor ligereza. Sea ésta de caucho, de piel de aligátor o de acero a tono con el material de la caja, el sistema QuickSwitch de mecanismo invisible permite un intercambio rápido, mientras que el sistema SmartLink hace lo propio con el ajuste de los eslabones, sin necesidad de herramienta alguna.

El nuevo Santos de Cartier Chronograph está disponible en cajas de oro rosa, de acero con oro amarillo y de acero con ADCL.

Pin It on Pinterest