Seleccionar página

Muchas son las razones que han logrado que el bronce regrese como material predilecto para las cajas de relojes de buceo: por un lado, esta aleación de cobre y estaño adquiere, con el paso del tiempo y la exposición a los elementos, una pátina única para cada usuario. Es por decirlo de alguna forma, personalizable. Después está su peso en la orígenes de diversas manufacturas, que para el caso de Bell & Ross se encuentra en su historia de exploración subacuática.

Este 2019, en el marco de la pasada edición de Baselworld, la firma presentó a un nuevo miembro de la familia Diver que, además de la caja y bisel de bronce, ostenta un grabado de escafandra de buzo de los años cuarenta en el fondo de la caja. Además, la aleación para este modelo se ha compuesto de un 92% de cobre y un 8% de estaño.

El nuevo BR 03-92 Diver Green Bronce de Bell & Ross es una edición limitada de 999 ejemplares que fusionan la tonalidad de este metal con el color caqui -presente en el bisel, esfera y correa-, evocando el camuflaje utilizado en la vestimenta militar. Integra un movimiento de manufactura propia, el calibre BR-CAL.02 de cuerda automática. La caja, de 42 milímetros de diámetro con bisel giratorio unidireccional graduado de 60 minutos para la inmersión, es hermética hasta 300 metros de profundidad.

El modelo se entrega con dos correas, dispuestas para las horas de inmersión y para cualquier momento fuera del agua: de piel de becerro color gris verdoso o de caucho negro. Se complementa con una hebilla tipo ardillón, realizada también en bronce CUSN8.

Pin It on Pinterest