Seleccionar página

Para la primera edición de este evento de novedades del Grupo Swatch, Time To Move, Jaquet Droz ha sorprendido con un puñado de piezas que se destacan tanto por su diseño como por sus prestaciones técnicas. Una de ellas, enmarcada en el área de expertise de la manufactura, los autómatas, es la Magic Lotus Automaton, un jardín zen mecánico cuya animación se prolonga durante más de cuatro minutos.

Como en incontables creaciones de Jaquet Droz la inspiración está en el Naturalismo y, para esta pieza en particular, en los conceptos de reencarnación y del ciclo perpetuo de la vida que permean distintas cosmovisiones, desde Asia hasta la Antigua Grecia. Por tal motivo, la firma ha elegido la figura del loto para protagonizar a su nuevo autómata: cuatro flores que representan la renovación a través de las cuatro estaciones, además de un botón de nácar que simboliza la flor de loto sin abrirse.

Los pétalos de estas flores se han tallado a partir de nácar y en su corazón lucen un zafiro amarillo. Distintas composiciones referencian el paso de las estaciones. La esfera se compone de tres subdiscos, donde se distribuyen las representaciones florales y la indicación de las horas y los minutos en ónice.

 

 

En la pequeña esfera móvil del Magic Lotus Automaton se representa también otra animación: de un pez koi, símbolo de longevidad, que se desplaza verticalmente y mueve la cola. Este animal acuático está elaborado en oro y grabado a mano por los artesanos de la firma.

El Magic Lotus Automaton de Jaquet Droz está disponible en oro rosa o blanco, cada uno limitado a 18 ejemplares. La caja es de 43 milímetros de diámetro, con fondo transparente que permite admirar los puentes y la masa oscilante del movimiento, grabada a mano con motivos de flores de loto y peces. Su movimiento mecánico de cuerda manual con escape de silicio garantiza una reserva de marcha de 68 horas. Es hermético hasta 30 metros de profundidad.

Pin It on Pinterest