Seleccionar página

TAG Heuer continúa celebrando el 50 aniversario de su icónico cronógrafo Monaco. La firma suiza le rinde homenaje con cinco ediciones limitadas, cada una con el diseño que albergó el emblemático modelo durante las décadas de 1969 a 2019. La primera pieza, caracterizada por el aspecto de 1969 a 1979, fue presentada el pasado mes de mayo durante el Gran Premio de Fórmula 1 de Mónaco; mientras que la segunda edición, alusiva al estilo de 1979 a 1989, se presentó en junio en Le Mans, Francia.

Ahora, TAG Heuer reveló la tercera parte de esta saga conmemorativa, en un evento exclusivo realizado en Nueva York, que tuvo como invitados a los embajadores de marca, Patrick Dempsey y el piloto Jean-Éric Vergne. Por su parte, la modelo Paulina Vega, fungió como anfitriona de la velada.

El nuevo TAG Heuer Monaco refleja un estilo urbano, propio de la era que abarca 1989 a 1999. Su caja cuadrada de 39 mm, al igual que la referencia original, integra pulsadores en el lado derecho y corona en la parte opuesta. Para la esfera, la firma suiza empleó una tonalidad gris granulada chapada en rodio. De igual forma, los contadores azules cuentan con chapado en rodio, pero en esta ocasión tratados con chorro de arena. Cabe destacar que sus acentos rojos, presentes en agujas e índices, aportan dinamismo.

Esta pieza, limitada a 169 ejemplares, contiene en su interior al célebre Calibre 11, una versión moderna del mecanismo que animó al primer Monaco de 1969. Su autonomía corresponde a 40 horas y es de remonte automático. Sus acabados no son visibles, en su lugar se ofrecen grabados especiales con el escudo «Monaco Heuer» y las inscripciones «1989-1999 Special Edition» y «One of 169».

Cabe añadir que su correa perforada replica las tonalidades que combina la esfera, azul en la piel de becerro y rojo para los pespuntes y forro.

Pin It on Pinterest