Seleccionar página
  • La colección, nacida en 1984 e inspirada en la ciudad italiana preferida del jet set, estrena cinco nuevos modelos femeninos y seis para hombres. 

Los nuevos modelos femeninos se estrenan con un diámetro reducido de 34 milímetros y toman inspiración de la primera colección Portofino. Están disponibles en caja de oro rojo de 18 quilates o de acero inoxidable con esferas chapadas en plata, azules o verdes, engalanados con diamantes en el bisel o la esfera. Todas las versiones introducen un novedoso sistema de intercambio de correas, realizado mediante un pequeña herramienta incluída. Puede elegirse entre 12 distintas combinaciones de correa, elaboradas por la firma italiana de artículos de piel Santoni; además, IWC también pone a disposición una opción de brazalete en acero inoxidable. 

Por otro lado, las novedades masculinas incorporan propuestas interesantes. Una de ellas es el Portofino Automático Fase de la Luna, el cual combina una de caja de 40 milímetros de diámetro y esta enigmática complicación astronómica. La colección se amplía con dos versiones de acero inoxidable, combinadas con esferas chapadas en plata o azules, con correas de piel de aligátor color marrón o negra de Santoni. 

La familia Portofino de IWC también recibe a nuevos integrantes de movimiento automático y cronógrafo, presentados en cajas de oro rojo de 18 quilates o de acero inoxidable. Independientemente de sus funciones, todas las nuevas iteraciones Portofino incorporan movimientos automáticos, que garantizan reserva de marcha entre 42 y 44 horas. Las cajas, de oro rojo o acero inoxidable, son herméticas hasta 30 metros de profundidad. 

Pin It on Pinterest