Seleccionar página

Louis Moinet celebra su legado y ofrece una reinvención de su emblemático reloj Memoris, el primer cronógrafo de la historia que presume la arquitectura de su mecanismo por el lado de la carátula.

Para esta reinterpretación, Louis Moinet empleó una nueva caja de titanio grado 5, caracterizada por un diámetro de 46 milímetros, bisel decorado con seis tornillos y hermeticidad de hasta 50 metros. Tanto la corona como su monopulsador, están realizados con el mencionado material.

El tiempo se puede leer a través de una subesfera lacada y ubicada a las 6 en punto, provista de manecillas tipo gotas de rocío y números romanos en los cuartos de hora. En cuanto a los segundos, se indican a las 9 horas. Para su complicación de cronógrafo, este Memoris integra aguja central y contador de 30 minutos a las 3 horas. Estas funciones están animadas por el calibre LM54, un movimiento automático con nueva masa oscilante, su frecuencia es de 4 Hz y su reserva de marcha es de 48 horas.

El Memoris Titanium se ofrece en dos versiones que se definen por el color de su platina: 28 unidades en azul y 28 ejemplares en tonalidad terracota. Ambos modelos se ajustan a la muñeca a través de una correa azul tipo aligátor.

Pin It on Pinterest